Guarida oficial de

Mónica Bustos

Escritora I Premio Augusto Roa Bastos de Novela Libros gratis Para leer online

abril 20, 2015

Presentación en México





Por Bernardo Fernández, Bef.






Celebro que Suma de Letras vuelva a correr riesgos, que publique libros extraños. Lo hizo en su momento con mi novela Gel azul, que había sido rechazada de todos lados por rara. Arropó a El diablo me obligó, de mi amigo F.G. Haghenbeck, historia inclasificable de domadores de demonios y soldados chicanos en Irak. Lo hace ahora con Novela B, de Mónica Bustos.

​Permítanme recapitular, dar un poco de contexto.

La ciencia ficción de hoy (¿es ésta una novela de ciencia ficción, Mónica?) es un mutante de miles de tentáculos que se ramifican a través de las páginas de los libros con las formas más extrañas. Atrás quedaron los días del porno para ingenieros de Larry Niven e Isaac Asimov.

​Prueba de ello es la extraordinaria y extravagante Novela B cuya autora tiene el triple encanto de ser a) Paraguaya b) Extremadamente joven y c) Una princesa freak.

​Lo primero me alegra, que el aire fresco de este subgénero pueda originarse en Latinoamérica me parece en sí mismo como de ciencia ficción (además de demostrar que no sólo de Augusto Roa Bastos vive la literatura paraguaya). Lo segundo me da esperanzas en el futuro de los géneros especulativos y de lo tercero da evidencia la autora a lo largo del texto.

​Libro rompecabezas, Novela B es un fix-up o conjunto de cuentos relacionados entre sí que al unirse, como el cuerpo de la creatura del doctor Frankenstein, cuentan una historia más grande.

No es coincidencia que mencione a Quentin Tarantino, hay una deuda con él y su narrativa descuadrada. Pero no es la única.

​Sin embargo, lo que en muchos autores jóvenes se ha convertido en una grotesca imitación, en Bustos es una elegante asimilación. Esto se debe no sólo a su talento natural, sino a su refinada prosapia nerd.

Cada pieza de este rompecabezas explosivo parece estar sumergido en LSD y tener una sorpresa que estallará en la cabeza del lector apenas llegue su sustancia activa al torrente sanguíneo y atraviese la barrera hemato encefálica.

Con lo que parece ser un compedio enciclopédico de teorías de conspiración y cine basura, la joven narradora entreteje un mecanismo de relojería cuidadosamente ensamblado. Novela B es una intrincada telaraña que no deja escapar al que cae en ella.

​Dila Dubi, enigmática mujer que recuerda a partes iguales a la finlandesa Maila Nurmi (la Vampira —pronúnciase “Vampáira” —del Plan 9 From Outer Spacede Ed Wood) que a Siouxsie la de los Banshees, hija de un asesino múltiple de vocación caníbal, es una especie de virgen dark con delirios mesiánicos cuya sangre cura todas las enfermedades.

​A su paso por toda Latinoamérica Dila inflamará los corazones de los personajes más estrambóticos, que habrán de obsesionarse por ella hasta la demencia. Algunos de ellos crearán una secta religiosa con el único fin de beber de sus venas.

​Por la novela desfilan cazadores de ovnis, investigadores de lo paranormal, siquiatras enloquecidos,niños fantasmas, asesinos múltiples, mutantes reptíleos, hombres lobo beatniks, el doctor Pepe Mengele, obsesionado con sembrar gemelos en el vientre de las mujeres de la selva paraguaya y hasta el chupacabras enun iceberg literario que apenas insinúa un universo narrativo complejo, ocultando más de lo que muestra.

​Novela B es un artefacto explosivo que embriaga y seduce por su vocación experimental de compleja estructura cuidadosamente deconstruida para desplegar una horda de personajes tan entrañables como siniestros que al final habrán de colisionar en un final inquietante. Esta chica bizarra ha escrito el mejor libro de ciencia ficción latinoamericana que he leído en años.

​Y aquí permito detener mi euforia por este libro. ¿Estaré cometiendo un exceso? ¿Habré perdido la cabeza como todos los seguidores de la secta bebesangre?

​No lo creo. Mónica Bustos ha entrado a este aburrido bar llamado literatura latinoamericana disparando un arma con cada mano. Una, cargada con una potente vocación literaria. La otra, con detonaciones expansivas de cultura freak.

​¿El resultado? Un ser monstruoso y fascinante. Una Novela B.

​Cuídense todos. Hay monstruos entre nosotros. Vampiros y perros mutantes acechan la comarca. Mónica se los puede contar.

​Muchas gracias.


Novela B

Si te gustó, no olvides compartirlo. También podés mandarme un mensaje desde la página de contacto o simplemente dejar un comentario. Gracias por tu visita

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mónica Bustos
Regresá pronto
Gracias

MANDAME UN MENSAJE